Concejos prácticos para el correcto cuidado de la cutícula.

La cutícula es pues esa capa de piel delgada y delicada que se une a la base de las uñas. Crece cada mes alrededor de 6 mm.

La función básica de la cutícula es proteger el crecimiento y el nacimiento de tus uñas. Por eso es importante tener cuidado con ella ya que el no hacerlo podría producir en tus manos un aspecto de descuido y obviamente no querrás dar esa impresión a tus amigas. Nunca cortes la cutícula cuando hagas manicure a tus uñas porque si te acostumbras a ello, tu cutícula crecerá cada vez con un mayor tamaño y mucho más rápido de lo que esperabas. 

Empújala la cutícula hacia atrás. Despégala con un utensilio especial diseñado para el uso en las manos. Tampoco la hales pues la debilitarás y por ende dejarás a tus uñas desprotegidas.  Usa guantes. Si realizas actividades donde manipulas químicos los mejor que puedes hacer es ponerte unos guantes que evitarán poner en contacto tus uñas con esos productos abrasivos que pueden ser perjudiciales inclusive para tu salud.

Un pequeño consejo chicas si notas que tu cutícula esta un poco reseca siempre que puedas opta por utilizar aceites para hidratar la cutícula o simplemente una crema hidratante en tus uñas, masajeando el área de la cutícula para así hidratarlas y suavizarlas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*